Disfrutando de la cocina | Recetas

14.5.14

Tartitas de manzana caseras súper fáciles

La tarta de manzana es uno de los postres favoritos de mi marido. Siempre me pide que se lo haga. Y es que lo mejor es que son unas recetas de postres muy fáciles de hacer. Normalmente la hago más grande y con crema pastelera. Pero  siempre viene bien cambiar e innovar un poco. Así que se me ocurrió usar la compota de manzana que venía en la caja Degustabox de este mes.

TARTITAS DE MANZANA CASERAS SUPER FÁCILES

Fue un exitazo, porque la compota de manzana y pera quedaba estupenda con la manzana de encima y los mejor es que si antes de hacía rápido ahora aún más. En poco menos de media hora ya tenía las tartitas preparadas y listas para disfrutar.


Encima, como me salieron unas cuantas le llevé a mi madre y mi yayi, y para mi fue lo mejor que mi abuela con Alzheimer me felicitara y me deseara que Dios me conservara esas manos para seguir haciendo postres tan buenos! Me emocioné un montón!

Y es que como la comporta de Pom’bel no tiene azúcares añadidos, pues mi abuela la podía comer sin problemas.
Vamos que para su cumpleaños le haré más tartitas de manzana para que se las tomen con todos los otros abuelitos de la residencia y lo disfruten con ganas.

TARTITAS DE MANZANA CASERAS SUPER FÁCILES

Por cierto, si os interesa os doy el código descuento para que la primer caja Degustabox os salga a 9.99 € en vez de 14,99 € (gastos de envío incluido) debéis poner el código CDINQ. Y cada mes una sorpresa! Sino queréis perderos ninguna de sus novedades podéis hacerlo a través de su Facebook o Twitter.

Así que para la próxima vez que queráis hacer un postre rápido y sin muchas complicaciones, estas tartitas son vuestra solución ideal! Ya veréis que os encantarán!!

VIDEO RECETA:


Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

9.5.14

Raviolis de calabacin y berenjenas

Hace unos días que no os traigo ninguna receta, pero estoy en unos cuantos proyectos a la vez y parece que el día no cunde lo suficiente. Así que recetas como estos raviolis de calabacín y berenjenas son ideales, no requieren mucho tiempo de preparación y están deliciosas.

Muchas veces con la recetas de cocina nos complicamos la vida, intentando hacer  manjares complicados, pero que una comida sea muy elaborada no significa que tenga que ser más deliciosa que otras más fáciles, así que con este post vamos a abogar por la sencillez. 

RAVIOLIS DE CALABACÍN Y BERENJENAS


Lo mejor de todo es que no requiero una gran cantidad de ingredientes. Con 4 o 5 tenemos una comida perfecta, pero también podemos innovar. Vamos que si no os gusta el relleno o le queréis añadir algún otro ingrediente quedará perfecto igual. En la cocina la imaginación es poder! Pero esta receta tal cual está, es para chuparse los dedos.


A veces cuando reviso el blog, veo que hay muchas recetas de postres, supongo que en algún sitio se debe notar que en casa nos encanta todo lo dulce y las tartas, así que de tanto en tanto me hago el firme propósito de poner recetas variadas, y es lo que en los últimos tiempos estoy intentando.

Creo que vamos por el buen camino, pero estoy segura que seguiré recayendo una y otra vez en la repostería, el chocolate y todo lo que tenga que ver con el azúcar.

INGREDIENTES  para 4 personas:

 

-2 calabacines grandecitos
-2 berenjenas
-Taquitos de beicon
-Salsa de tomate
-Queso para gratinar

PREPARACIÓN DE LA RECETA: 

 

En primer lugar, cortaremos el calabacín a tiras finas y lo más largas posibles. Estas la freiremos en una sartén con aceite unos minutos hasta que queden blandas. Una vez fritas la dejaremos en un plato donde habremos puesto un papel absorbente. Y reservaremos.

Por otro lado, abriremos las berenjenas y le sacaremos la carne con un cuchillo. Esta la cortaremos a dados.
Usando un poco del aceite que hemos usado para freír los calabacines rehogaremos las tiras de beicon. Una vez, ya lo tenemos bien doradito le añadiremos las berenjena y dejaremos que vaya pochando. Cuando lo tengamos, listo se añade un poco de tomate frito y lo mezclamos bien. Lo reservamos.

Ya podemos acabar el plato. Pondremos las láminas de calabacín en forma de cruz superpuestas. En el centro de la cruz pondremos el relleno de berenjena y beicon. Doblamos los extremos del calabacín para formar un paquete. Y lo pondremos en la bandeja del horno con la junta hacia abajo.

Finalmente, le añadiremos un poco de queso rallada encima y lo pondremos al horno a gratinar.

Cuando lo tengamos gratinado ya lo podemos servir.

RAVIOLIS DE CALABACÍN Y BERENJENAS

Os aseguro que está riquísimo!!

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

También te puede interesar: