Disfrutando de la cocina | Recetas

Patatas rellenas de carne

Si os soy sincera, nunca había comido patatas rellenas. En casa de mi madre, todo el tema de recetas hechas al horno no se han hecho muchas, mi madre tiene un horno de gas, y la verdad es que no se cocina igual que en un horno eléctrico, así que hasta que no me fui a vivir con Julio no empecé a sacar todo el jugo a este tipo de recetas. Pero no fue hasta este año que probé por primera vez las patatas rellenas. Durante los meses que Oscar estuvo en el hospital, me tocó comer muchas veces en el restaurante de allí, y fue donde probé las patatas rellenas de carne, y me encantaron.

PATATAS RELLENAS DE CARNE

Todos sabemos que la comida de los hospitales no es la mejor del mundo, así que si las patatas rellenas que comí me gustaron un montón, como debían de estar si se preparan caseras. Por eso en cuanto pude me dediqué a prepararlas en casa. Y os aseguro que están para chuparse los dedos. A Julio le encantaron, y se han convertido en un habitual de nuestra mesa.



Recetas de patatas rellenas hay miles, con distintos tipo de rellenos, pero estas con carne está riquísimas. Yo prefiero usar el relleno de las butifarras, porque está buenísimo, pero se puede usar carne picada de ternera, o de ternera y cerdo, lo que prefiramos.


PATATAS RELLENAS DE CARNE


Así que si un día no sabéis que cocinar, esta receta de patatas rellenas de carne es perfecta para vosotros. S si os sobran, para el día siguiente quedan buenísimas igual. Ya sabéis, cuando las hagáis seguro que triunfáis!


VIDEORECETA:




 

 

INGREDIENTES:


-4 patatas grandes
-300 gr de carne de butifarra o salchicha o de carne picada mixta
-1 cebolla mediana
-2 tomates maduros triturados o tomate triturado envasado.
-queso para gratinar
-Orégano
-Pimienta
-Aceite
-Sal

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, limpiaremos las patatas, y mientras están húmedas las envolveremos en papel de aluminio y las pondremos al horno previamente precalentado a 200º. Las dejaremos en el horno durante 45 minutos. Dependiendo del tamaño pueden necesitar más rato. Para saber que ya están listas pincharemos con un palillo o cuchillo y si vemos que están blandas ya las podemos sacar del horno, sino las dejaremos un rato más.

Mientras se enfrían prepararemos el relleno.

Picaremos la cebolla bien fina, o bien la trituraremos, si no nos gusta encontrarnos trocitos.

En una sartén con aceite sofreiremos la cebolla con un poco de sal, a fuego lento hasta que esté doradita.

Cuando ya tengamos la cebolla al punto le añadiremos el tomate triturado. En este momento, si fuera necesario le podríamos añadir una cucharadita de azúcar si el tomate está muy ácido, sino no es necesario. Coceremos hasta que el tomate haya reducido un poco y esté más espeso. Le añadiremos la carne picada, la sal, la pimienta negra y el orégano (a mí me gusta mucho, así que le añado una buena cantidad).  Cuando la carne ya esté doradita, lo apartamos del fuego y lo reservamos.

Pasos los 45 minutos, pincharemos nuestras patatas con un cuchillo y veremos si están tiernas o no. Si vemos que aún siguen duras las dejaremos más rato, el tiempo varía dependiendo del tamaño de las patatas.

Cuando las patatas están tiernas las sacaremos del horno, y las dejaremos enfriar un poco para poder manipularlas. Una vez frías, las cortaremos por la mitad y con la ayuda de una cuchara iremos sacando el interior de la patata, dejando parte de la patata para formar unas barquitas.

Seguidamente, añadiremos cucharadas del relleno que teníamos reservado en el interior de la patata y pondremos queso rallado por encima. Lo meteremos en el horno a gratinar hasta que el queso coja color y ya lo podremos sacar.

PATATAS RELLENAS DE CARNE


Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Galette de higos

Para aprovechar los higos que es fruta de temporada esta receta de galette de higos es perfecta. Se puede preparar con higos verdes o morados, los que prefiramos, queda igual de buena. Yo mezclé los dos tipos, me traje una buena cantidad de higos verdes de nuestro viaje a Madrid, pero no eran suficientes para hacer la receta así que compré los que me faltaban, y no encontré higos verdes en las fruterías. Al final acabó siendo una mezcla, pero estaba riquísima.

GALETTE DE HIGOS


A principios de mes, fuimos a Madrid a ver a la familia de Julio. La verdad es que nos lo pasamos genial, y más porque estamos todos reunidos. Además, yo disfruto un montón porque me meto en la cocina y empiezo a preparar todas las recetas que puedo, y son un público muy agradecido, todo les gusta. No hay nada más gratificante para quien cocina que a los comensales les encante lo que haces.



Además, este año tenía muchas ganas de ir a buscar moras, a mi cuñada y nuestros sobrinos les encantó la idea, así que nos fuimos de excursión por los alrededores de la casa de mis suegros a buscar moras. Ya se estaba acabando la temporada, pero recogimos bastantes. Y hacia el final del paseo no encontramos con la higuera llena de higos y ni nos lo pensamos. Nos hartamos a coger higos. Nuestra sobrina se lo pasaba en grande recogiendo los que había por el suelo.

GALETTE DE HIGOS


Viendo la buena cantidad de higos que recolectamos, pensé tengo que aprovecharlos para  hacer una receta deliciosa, así que preparé esta galette de higos. Pero no dejaron ni las migas. Por suerte, la higuera estaba repleta de higos y me traje unos cuantos para casa, así pude volver a preparar la receta de nuevo y hacer las fotos. La tarta de moras que preparé con las recolectadas esa si se ha quedado en el recuerdo.

Si tenéis higos en casa y queréis preparar un postre diferente, no os lo penséis mas, la galette de higos es un idea perfecta y os encantará!

 

INGREDIENTES:


Para la masa quebrada:

-50 gr de harina de almendra
-250 gr de harina
-125 gr de mantequilla fría
-50 gr de azúcar
-Una yema de huevo o agua fría
-Sal

Para el relleno:

-300-350 gr de higos frescos, pelados
-Azúcar moreno
-Esencia de vainilla
-Esencia de limón o la ralladura de un limón

Para la presentación:

-1 huevo batido
-Almendras laminadas
-Azúgar glas o lustre

GALETTE DE HIGOS

 

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, prepararemos la masa quebrada. Se tiene que preparar con una hora de anticipación.

En un bol, mezclaremos la harina tamizada, la harina de almendra, el azúcar y una pizca de sal.

Añadimos encima la mantequilla fría cortada a daditos. Y vamos frotando con las manos la mantequilla con las harinas hasta que se integre y se vaya formando como una arena. En este momento, añadimos la yema de huevo o dos cucharadas de agua bien fría. Y vamos juntando todo sin amasar hasta formar una bola de masa. El bol y las manos nos tienen que quedar limpios (en este momento, si vemos que es necesario podemos añadir una cucharada más de agua, si vemos que la masa está seca).

Envolvemos nuestra masa en papel film, y le damos forma aplanada pero redondeada. Estos nos irá bien a la hora de estirar con el rodillo. Lo dejamos reposar durante una hora en el frigorífico.

Mientras esperamos a que enfríe la masa, aprovecharemos para ir preparando el relleno.
En primer lugar, pelaremos los higos y los cortaremos a la mitad o en cuartos, dependiendo del tamaño. Lo pondremos en un bol. 

A continuación añadiremos 3 cucharadas soperas de azúcar moreno, unas gotas de  esencia de vainilla y la ralladura de limón o unas gotitas de esencia de limón. Lo removemos bien, y lo dejamos reposar. 

En este rato, lo higos irán soltando su jugo y se formará una melaza con el azúcar.

Pasada la hora, no lo dejéis mucho más rato porque si no la masa endurecerá mucho y os será difícil de manipular, sacaremos nuestra masa quebrada de la nevera. La pondremos entre dos papeles de horno y con el rodillo la iremos estirando. 

Nos tiene que quedar con una forma redonda, así que estiraremos la masa en todas direcciones. Cuando tenga más o menos el tamaño de un plato plano ya la tenemos lista.

La trasladamos con cuidado a nuestra bandeja de horno. Si se nos rompe, la podemos recomponer con los dedos, no hay problema, y no se notaría.

Seguidamente, pondremos en el centro nuestro relleno, dejando un buen borde alrededor. Y finalmente, vamos cerrando la masa, como si formáramos una bolsa, dejando el centro abierto. Iremos enganchando los pliegues unos con otros para evitar que se abra. Si no queda todo igual mejor, así le damos un toque más casero.

Finalmente, pincelamos con huevo batido y decoramos con las almendras. O si preferís podéis ponerle otra decoración, como prefiráis.

Meteremos en el horno previamente precalentado a 200º y la hornearemos durante unos 45 minutos, hasta que esté bien doradita. 

Pasado el tiempo, sacaremos nuestra galette del horno y la dejaremos enfriar.

Finalmente, decoraremos con azúcar glas o lustre, y ya la podemos servir.

GALETTE DE HIGOS


Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Pan de ajo casero

El pan de ajo es un acompañamiento que nos puede solucionar un aperitivo o entrante. Nos puede servir como acompañamiento de un sinfín de platos, incluso sólo con un embutido o queso es ideal. Casi siempre lo compramos en el supermercado ya preparado, pero una vez que veáis lo fácil que es prepararlo preferiréis mil veces hacerlo casero.

PAN DE AJO CASERO

Hace muchos años que empezaron a ponerse de moda esos mini panecillos tostados, con sabor a ajo, yo los he visto en muchas reuniones familiares o de amigos, y es perfecto porque queda bien con muchos platos. En casa preferimos hacerlo casero, porque como ya os he dicho muchas veces prefiero darle mi toque personal y además controlar exactamente los ingredientes que lleva. Y hecho en casa sabemos que sólo encontraremos pan, aceite, ajo, perejil y un ingrediente sorpresa (además de sal y pimienta).




En este caso, la preparación es a partir de un pan comprado, pero si a queréis hacerlo totalmente casero, podéis preparar el pan en casa, en el bloc tenéis diferentes recetas de pan que os pueden servir para hacerlo. Además, esta receta de pan de ajo casero, es perfecta para aprovechar pan seco, porque conseguimos que quede tierno y crujiente y parezca recién hecho.

PAN DE AJO CASERO


En casa, lo usamos como acompañamiento para carnes, pescados, para untar queso o paté, como acompañamiento para embutidos, etc. Hay miles de forma de degustar nuestro pan de ajo casero, y quedaréis como unos grandes gourmets con muy poco esfuerzo. 

Seguro que estaréis pensado, pues con la cantidad de ajo que usas, eso debe picar un montón, la verdad es que no. Además, al ser hecho por vosotros podéis controlar la cantidad que uséis, si os gusta más fuerte o menos. Pero pensad que es un pan grande y no se usa tanto ajo para lo grande que es, queda bien repartido.

PAN DE AJO CASERO

Con esta receta participaré en el reto de mi amiga Pilar de “Fruta y sabor de temporada” donde nos daba a elegir dos ingredientes y uno de ellos era el ajo, así que ni me lo pensé, de cabeza me lancé a preparar el pan de ajo casero.



Estoy segura que os va a encantar, y se va a convertir en un asiduo a vuestra mesa. El pan de ajo casero, es perfecto porque es delicioso, ideal para acompañar un sinfín de platos y se prepara muy rápido!


VIDEORECETA:




Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Bombones de chocolate y galletas Goldfish

Cuando pienso en bombones siempre me vienen a la mente los de toda la vida, los de la caja roja. Con sus distintos rellenos, que nos gustan más o menos, pero siempre dulces. Pero ya hace tiempo que la combinación dulce y salado ha entrado en pastelería, y es una muy buena combinación. Además, no tenemos que pasarnos muchas horas en la cocina para conseguir un buen resultado, de aquí que si un día tenemos prisa y queremos quedar bien, estos bombones de chocolate y galletas goldfish son perfectos. 

BOMBONES DE CHOCOLATE Y GALLETAS GOLDFISH

Este mes, me ha vuelto a llegar la caja Degustabox, y es que me encanta ver que novedades trae cada mes. A veces, me es difícil elegir que receta hacer con los productos que lleva, pero otras lo tengo claro desde el momento en que la abro. Y este mes, vi las galletitas Goldfish y no me lo pensé dos veces.



Las galletas Goldfish tienen una sabor a beicon y queso cheddar y una forma súper graciosa y llamativa de pececito dorado. Cuando las vi y me encantaron por eso pensé que quedarían perfectos como combinación de un bombón. Y os aseguro que de sabor están buenísimos! 

BOMBONES DE CHOCOLATE Y GALLETAS GOLDFISH

Aunque parezca una combinación extraña de sabores, os aseguro que estos bombones de chocolate y galletas goldfish quedan buenísimos, y sorprendes a tus comensales porque son muy originales. Además, que se preparan en muy poco rato y sin complicarnos la vida.

Poco más os puedo decir, a parte de que las provéis, porque os encantarán y si os interesa os doy el código descuento para que la primera caja Degustabox os salga a 9.99 € en vez de 14,99 € (gastos de envío incluido) debéis poner el código 749FV. Y cada mes una sorpresa! Sino queréis perderos ninguna de sus novedades podéis hacerlo a través de su Facebook o Twitter.

Espero que me mandéis vuestras fotos cuando preparéis la receta de los bombones de chocolate y galletas goldfish, me hace mucha ilusión cuando recibo vuestras fotos y vuestros correos. Y por descontado cualquier duda, estoy encantada de ayudaros en los que pueda. Pero vamos, que esta receta es tan fácil que dudo que tengáis que preguntarme nada!

INGREDIENTES:


-Galletas saladas tipo pretzels
-Galletas Goldfish
-1 tableta de Chocolate fondant


BOMBONES DE CHOCOLATE Y GALLETAS GOLDFISH

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, desharemos el chocolate al microondas o al baño maría, como prefiramos. Si lo hacemos al microondas, debemos hacerlo en tandas de 1 minuto cada una, para que no se nos queme. Cuando lo tenemos bien deshecho, lo verteremos sobre un molde de flanes pequeñitos. U otro que tengamos pequeño, para darle una forma más curiosa. 

Yo lo hice en unos moldes mini para flanes o tocinillos de cielo, no los llené del todo porque sólo quería una base de chocolate con un divertido borde. 

Se dejan enfríar y solidificarse y ya los podemos montar. 

Para que se enganchen, pondremos en un vaso agua bien caliente y meteremos una cuchara pequeña en ella para que se caliente. 

Seguidamente, colocaremos las galletas tipo pretzel sobre una bandeja y desmoldaremos nuestros chocolate. 

Sacaremos la cuchara del agua y la secaremos bien, La pasaremos por la parte de debajo de nuestro chocolate con el calor residual deshará un poco el chocolate y se enganchará a la galleta de base
.
Cuando las tengamos todas enganchadas, volveremos a pasar la cuchara que habremos vuelto a calentar en el agua (este proceso lo deberemos repetir cada vez que la cuchara se enfríe) y la pasaremos por la parte de arriba de nuestros chocolate. Una vez derretidos engancharemos las galletas de pececitos  Goldfish. Y ya los tendremos listos.

BOMBONES DE CHOCOLATE Y GALLETAS GOLDFISH

Un dulce fácil y rápido de preparar!

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Salsa de tomate casera

Si una cosa me gusta es la pasta. Los macarrones con tomate que hacía mi madre siempre han tenido un toque que nunca he sido capaz de conseguir. Y eso que mi madre, eso de la pasta al dente no sabe lo que es, porque la deja bastante pasada, pero la salsa le queda para chuparse los dedos. Así que hace tiempo, empecé a probar combinaciones para preparar una salsa de tomate casera de esas ricas, ricas, y por fin, conseguí la receta perfecta.

SALSA DE TOMATE CASERA

No me preguntéis la fuente, porque la verdad es que no es la receta de nadie, pero supongo que bebe de distintas fuentes, porque con el canal cocina y la cocina de Jamie Oliver me paso el día enganchada a la tele. Ya ni os cuento durante mi reposo absoluto en el embarazo, no hacía nada más que mirar la tele y mirar blogs, miles de blogs.


Lo bueno es que esta salsa de tomate casera es perfecta tanto para acompañar a la pasta como para la pizza, y en casa nos encanta. Yo en este momento me declaro fan del orégano, siempre que puedo lo añado a mis recetas, así que en esta le pongo grandes cantidades de orégano, vosotros le ponéis la cantidad que os guste. O si lo preferís lo podéis sustituir por albahaca tanto fresca como seca, a vuestro gusto. Aunque si la hacéis tal y como os la presento os aseguro que os encantará.

SALSA DE TOMATE CASERA

Sale una buena cantidad de salsa de tomate casera, con las medidas que os doy, pero en casa nos gusta tener siempre unos cuantos tuppers congelados en casa, así en cualquier momento podemos disfrutar de la pasta sin perder mucho rato en la cocina. Si preferís podéis reducir a la mitad las cantidades, como os vaya mejor. 

SALSA DE TOMATE CASERA

A partir de ahora ya no tendréis excusa para no disfrutar de esta receta de salsa de tomate casera, ideal para cualquier tipo de pasta o para nuestras pizzas. Pero seguro que le sacáis muchos más usos, como para preparar unas patatas rellenas, para una musaka (O moussaka), etc. Probadla y ya me diréis que os ha parecido.


VIDEORECETA: 






Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Arroz con jamón, beicon y queso

Esta receta me la inventé hace muchos años cuando era jovencita, en realidad quería ser una ensalada, con lechuga y todo, pero al final la lechuga ha ido desapareciendo y ha quedado en esto. Tal vez, diréis, esta receta ya existe, pues entonces de casualidad la saqué porque en aquella época no sabía lo que era un libro o un programa de cocina. Lo bueno es que el arroz de jamón, beicon y queso es muy fácil de hacer y queda riquísima. 

ARROZ CON JAMÓN, BEICON Y QUESO

Tened en cuenta, que el arroz con jamón, beicon y queso fue una de las primeras recetas que preparé yo sola, sin que hubiera nadie en casa, por eso es de una simplicidad total. Mi madre, odiaba que me metiera en la cocina porque se la dejaba hecha un desastre. Aún lo hago, pero ahora como soy yo la que limpia, pues una vez acabado el plato recojo y queda toda la cocina perfecta.



Actualmente es una de las recetas favoritas de mi sobrino, me lo explicó hace un tiempo mi hermana y me quedé encantada. Cada semana le pide que le haga el arroz al estilo de la tieta. La verdad es que mi sobrino es de buen comer, ya de pequeñito se comía los garbanzos de mi madre a dos manos, pero como a todos los niños le gustan este tipo de recetas que parecen más modernas.

Como veréis es una receta muy fácil de hacer, perfecta para cuando no tenemos mucho tiempo para cocinar. Es parecido a una versión del arroz tres delicias pero a mi manera. Y como yo a parte de chocoadicta me encanta el queso, pues cuanto más queso tenga mejor. 

ARROZ CON JAMÓN, BEICON Y QUESO

Así que otro día que no sepáis que cocinar, la receta de arroz con jamón, beicon y queso es perfecto para sacarnos de cualquier apuro. Y os encantará!

INGREDIENTES:


-150 gr arroz redondo blanco
- 75 gr  de beicón
-100 gr de daditos de queso
-3 o 4 Lonchas de jamón York o dulce
-Sal
-1 hoja de laurel
-1, 25 litro de agua

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, debemos cocer el arroz. Si primero laváis el arroz notaréis que desprende mucho almidón y eso hará que nos queden los granos más sueltos.
Para cocer el arroz, pondremos a hervir el agua con la hoja de laurel y la sal. En casa, ponemos la hoja de laurel o no dependiendo de quién cocine ese día. Si cocina mi marido la pone, porque así le enseñó su madre, y si cocino yo muchas veces no lo hago porque así me enseñó mi madre. Con esto os quiero decir que el laurel es opcional.
Cuando el agua empiece a hervir añadimos el arroz y removemos.
Dejaremos el arroz cocer durante 15 minutos. Una vez pasado este tiempo, lo verteremos sobre un colador y lo refrescamos con agua del grifo, de esta forma pararemos su cocción. Reservamos.

Seguidamente, pondremos una sartén a calentar al fuego. Una vez caliente, añadiremos el beicon y dejaremos que se vaya dorando. No es necesario añadir aceite porque el beicon va dejando su grasita. Cuando ya lo tengamos doradito, añadiremos el jamón dulce o York cortado finamente y dejaremos que se haga un par de minutos. Pasado este tiempo, añadimos el arroz y removemos bien para que se integre todo.

Y finalmente, ya lo podemos servir. En el último momento, añadimos el queso a daditos para que se vaya deshaciendo con el calor residual.

Ya veréis que os encantará, una forma fácil y deliciosa de tomar el arroz.

ARROZ CON JAMÓN, BEICON Y QUESO

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Masa de pizza al estilo Pizza Hut o Dominos Pizza

En casa nos encantan las pizzas, casi siempre hago la masa casera, pero a veces caemos en la tentación de pedirla para que nos la traigan a domicilio. Cuando la pedimos nos encanta la masa del Pizza hut o del Dominos Pizza, tiene una textura crujiente y es gruesa, nos encanta. Pero sabiendo que se puede hacer también en casa la masa de pizza al estilo Pizza hut o Dominos Pizza, yo prefiero hacerla.
MASA DE PIZZA AL ESTILO PIZZA HUT O DOMINOS PIZZA

No requiere mucho más tiempo que cualquier otra masa de pizza, así que la tendremos en poco rato, sólo deberemos contar con el tiempo para que leve, el horneado y poco más. Pero tiene una textura buenísima!



Lo bueno de preparar la masa en casa es que puedes controlar los ingredientes que se usan y la calidad de los mismos. Además, que la puedes adaptar a tu gusto o el de tu familia. Si la prefieres fina, lo puedes hacer y lo mismo si la prefieres gruesa. Si la pides a domicilio la vas a comer al gusto de una gran empresa y a veces no nos acaba de convencer. En mi caso, cuando la pedimos a domicilio sabemos que va a llegar llena de aceite, chorrea aceite por todas partes, no es tanto la masa, como los ingredientes que lleva encima. Pero cuando la hago casera, no tenemos eses problema. Así que a no ser que ese día no tenga ningunas ganas de entrar en la cocina, prefiero hacerla yo misma en casa.

MASA DE PIZZA AL ESTILO PIZZA HUT O DOMINOS PIZZAAdemás, puestos a personalizar la pizza, si la hacemos en casa podemos poner los ingredientes que más nos gusten o los que tengamos en casa. La verdad es que en casa no somos de pedir cambios en las pizzas, ni añadimos ingredientes, así que a veces tenemos muy poca variedad para elegir. Pero al prepararla en casa le pongo lo que más me gusta y la cantidad de orégano que prefiero (me encanta el orégano!).

MASA DE PIZZA AL ESTILO PIZZA HUT O DOMINOS PIZZA

A partir de ahora, con esta receta de masa de pizza al estilo Pizza Hut o Domino’s pizza no volveréis a pedir que os las traigan a domicilio nunca más, a no ser que no os apetezca cocinar ese día! Probadla y ya me diréis que tal. Y sobre todo, si la hacéis no os olvidéis de mandarme fotos y dejarme vuestros comentarios!


VIDEORECETA:




Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Finguers de pollo caseros

Esta receta era una que hacía mi abuela, pero yo la he adaptado a la actualidad haciendo tiras, en lugar, de hacerlo con filetes de pechuga de pollo. Pero está delicioso de cualquier manera. Ahora estamos acostumbrados a los finguers de pollo y a nuestro niños les encanta, así que lo mejor es hacerlos caseros. 


Lo que hace más sabrosos estos finguers de pollo es el marinado, que se puede hacer añadiendo y quitando ingredientes. Lo podemos hacer sin vino blanco, o quitando el zumo de limón, adaptándolo a los gustos de cada uno.



También podemos servir nuestros finguers de pollo caseros con la salsa que prefiramos o bien solos que están delicioso igual. En casa, dependiendo del día los tomamos solos o con salsa barbacoa. Pero esto ya es elección de cada uno, y de nuestros gustos. 


Lo que si os aseguro es que os encantarán de una forma u otra, y que los más pequeños de la casa los van a pedir una y otra vez! Tal vez, al final, os aburriréis de tanto cocinar esta receta de finguers de pollo caseros

INGREDIENTES:


-1/2 quilo de pechugas de pollo
-1 diente de ajo picado o sino ajo en polvo
-Perejil picado
-Zumo de limón
-1 chorrito de vino blanco
-1 huevo
-Harina
-Pan rallado
-Sal
-pimienta

   

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, cortaremos las pechugas de pollo a tiras, le quitamos la grasa y las ponemos en un bol. 

Ahí marinaremos el pollo durante unas horas. Yo a veces lo dejo toda la noche, pero esto ya es opcional. 

Lo marinaremos con una mezcla de un chorrito de vino, ajo, perejil, sal, pimienta y el zumo de limón.
Cuando lo vayamos a freír escurriremos el pollo de la marinada y lo pasaremos por harina, huevo batido y pan rallado. 

Lo freiremos en abundante aceite hasta que estén bien doraditos. Lo ponemos en un plato con papel de cocina para que escurran bien el aceite sobrante. Y ya lo tenemos listo para servir.

Es ideal tomarlo con alguna salsa que nos guste, a elección.

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!