Disfrutando de la cocina | Recetas

Panettone de chocolate y naranja

En los últimos años, han empezado a aparecen en los supermercados y tiendas de alimentación junto con los tradicionales polvorones y turrones, los panettones. El panettone es un dulce de origen italiano de masa levada, que tiene un sabor buenísimo. Y como a mí, me gusta hacer los dulces caseros más que comprados, pues este año he probado a prepararlo en casa. Antes que hacer la receta clásica he preferido hacer este panettone de chocolate y naranja.
 
Panettone de chocolate y naranja

Este dulce no es fácil de preparar, es una masa fermentada que radica gran parte de su sabor en un levado lento. Por eso, veréis que el video es bastante largo, pero creo que necesaria toda la información. Normalmente, se le añade a  la masa una frutas escarchadas o pasas, como en casa nos gusta más el chocolate por eso lo preparé con chocolate y la naranja escarchada.


Tanto si queréis hacer la naranja escarchada u otro tipo de frutas escarchadas en el post de la semana pasada os explico cómo hacerlo, y veréis que es muy, pero que muy fácil.

Panettone de chocolate y naranja

Como veréis es una masa muy esponjosa, por eso para que conserve su forma es necesario enfriarla de una forma especial, en este caso boca abajo. Aunque pueda parecer un quebradero de cabeza importante, no lo es tanto, se pueden usar ollas ondas, una silla y una mesa o unas cajas, para conseguir crear ese hueco necesario para que nuestro panettone de chocolate y naranja enfríe boca abajo.


Panettone de chocolate y naranja

Os aseguro que si este año, le dedicáis un tiempo a preparar vuestro panettone casero no os defraudará y estaréis encantado con el resultado de esta receta. Si preferís podéis cambiar el chocolate y la naranja por frutas escarchadas variadas, pero a mi esta combinación me encanta!

VIDEORECETA:



Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Vino especiado caliente (Gluhwein)

Ahora sí que ha empezado el frío, y con estas temperaturas apetece algo calentito. Esta receta de vino especiado caliente no la encontraremos en nuestro recetario, pero es muy típica de los países del norte. Ahí sí que hace frío y necesitan bebidas que calienten el alma y el cuerpo también. 

Vino especiado caliente (Gluhwein)

Mi hermana tiene unos amigos en Alemania y el año pasado por el puente de diciembre fueron a visitarlos, y me trajo la receta del vino caliente especiado con ella, para que lo preparara en casa. Según me comentó, es una bebida muy habitual allí para estas fechas. En todas las casas lo toman. Lógico, porque está para chuparse los dedos.



En Alemania, puedes encontrar este vino caliente especiado en puestos callejeros cuando se va a los mercadillos navideños que hay en las ciudades. Una forma perfecta de entrar en calor en los fríos días de invierno.

Esta bebida tiene un sabor dulzón y especiado buenísimo, que os aseguro que os encantará. Si bien, esta receta es la que le dieron a mi hermana sus amigos, veréis que hay diferentes variaciones que también están para chuparse los dedos. A mí me gusta porque incluye los toques cítricos además de las especias. 

Vino especiado caliente (Gluhwein)

Este año no podéis dejar de probar estar riquísima bebida, estoy convencida que os gustará tanto como a nosotros.


INGREDIENTES:


-1 botella de vino (no vale el vino para cocinar, tiene que ser de buena calidad)
-4 cucharadas de azúcar moreno
-Unas rodajas de mandarina
-1 limón en rodajas
-2 ramas de canela
-3 clavos de olor
-4 estrellas de anís

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


Empezaremos cortando la mandarina y el limón en rodajas. Reservamos.

Por otro lado, verteremos el vino en un cazo donde añadiremos las especias; la canela, los clavos y el anís estrellado. Lo calentaremos a fuego bajo para que vaya infusionando, sin hervir durante unos minutos.

Pasados esos minutos, subiremos el fuego. Añadiremos el azúcar y las rodajas de fruta, dejaremos a hasta que se disuelva el azúcar justo antes de que empiece a hervir.

Retiramos del fuego, y dejaremos reposar 15 minutos antes de servir.

Vino especiado caliente (Gluhwein)

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Naranjas escarchadas (Fruta escarchada)

Este mes vuelvo a participar en el reto “fruta y sabor de temporada” de mi amiga Pilar de Postres Originales y aprovechando que ya tenemos Navidad a la vuelta de la esquina os traigo esta receta de fruta escarchada. Este mes, Pilar nos daba dos opciones, una de ellas era la naranja, y como necesitaba naranja escarchada para la próxima receta que os voy a traer, pues he aprovechado. 

Naranjas escarchadas (Fruta escarchada)


Como veréis, es una receta muy fácil, pero necesita su tiempo. Así que si os apetece preparar fruta escarchada para Navidad, debéis hacerlo con tiempo, nada de esperar al último minuto, porque se necesita 1 semana para que quede perfecta. Pero os aseguro que os encantará. Esta es la receta básica, yo he hecho naranja porque, como ya os he dicho, la necesitaba para otra receta, pero se puede hacer la fruta que quieras. Eso sí, no se pueden mezclar. Si hacer naranjas, que todo sea naranjas en la olla, y si son kiwis lo mismo. Por lo demás, el proceso es el mismo.



Lo bueno de esta receta, es que aguanta bastante tiempo y sirve tanto para usarse como decoración en alguna receta, o para ser ingredientes de otra, o para tomar solas. Es perfecta para múltiples usos. Y es la típica receta navideña. No hay nada más navideño que las frutas escarchadas.


Naranjas escarchadas (Fruta escarchada)

Últimamente, he visto en distintos supermercados que venden unos paquetitos con distintas frutas escarchadas listas para ser degustadas o para poderlas usar en nuestros roscones. Pero, ya hace tiempo que los compré una vez y al poco tiempo estaban secas. Por eso las compraba en el mercado de mi zona que las venden a granel y siempre me han salido más frescas y jugosas. Pero seamos sinceros, sabemos exactamente la fecha en que las hicieron? Preparándolas en casa, sabemos exactamente que son fresquísimas. Y podemos usar los ingredientes de mejor calidad posible.

Naranjas escarchadas (Fruta escarchada)


Si las hacéis, seguro que estáis de acuerdo conmigo y ya me diréis que tal os han quedado con esta receta las frutas escarchadas.


VIDEO RECETA: 

 


Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Palitos de berenjena y miel

En unas semanas tenemos las Navidades encima, y creo, que muchos estamos buscando ideas para preparar en nuestras comidas o cenas navideñas. Si ese es vuestro caso, anotad estos palitos de berenjena y miel porque os aseguro que os encantarán! Y como no requieren mucho trabajo en la cocina, os permitirán estar más pendientes de otras preparaciones que requieran mucho más tiempo de preparación.
Aunque es importante  freírlos justo antes de servir, pero por lo demás, no os supondrán mucha logística y concentración.

Palitos de berenjena y miel

Me acuerdo, cuando era pequeña que los entrantes eran los mismos siempre, embutido, huevos rellenos, ensaladilla. La verdad es que los tiempos han cambiado, y no se si es porque ya no hay niños pequeños quejándose que si una cosa no les gusta, o la otra si, pero los entrantes en casa han cambiado un montón.



Creo que ya os he explicado más de una vez que mini competición que hacen mi madre y mi tía, a ver quién prepara la mejor comida navideña. Mi tía se centra sobre todo, en pasarse muchas horas en la cocina preparando sus mejores guisos, y mi madre prefiere innovar. Cada año, se decide por una receta o comida diferente, en cambio mi tía, sabemos que cada año comeremos lo mismo, delicioso, pero el mismo plato. Oye, Julio y yo encantados, porque mi tía hace los mejores canelones que he probado.

En cambio, mi madre, intenta cada año innovar y hacer entrantes diferentes. Este año, tocaran estos palitos de berenjena y miel, que hemos estado haciendo pruebas estos días y ya hemos dado por definitivos. Os aseguro que el toque que le da la miel, está impresionante.

Palitos de berenjena y miel


Otra idea para vuestras mesas navideñas o para cualquier otra ocasión. Os puedo asegurar que estos palitos de berenjena y miel están para chuparse los dedos!

INGREDIENTES:


-2 berenjenas medianas
-Harina para tempura
-Agua
-Sal
-Aceite de oliva
-Miel

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, pelaremos las berenjenas y las cortaremos. Haremos rodajas y estas las cortaremos para hacer bastoncitos. Les añadiremos sal y las dejaremos en reposo durante media hora. De esta forma haremos que pierdan el amargor, este paso es importante para que nos queden bien sabrosas.

Mientras, prepararemos la tempura siguiendo las instrucciones del fabricante, en mi caso, añadir agua fría a la mitad del paquete de harina, hasta conseguir una masa espesa.

Pondremos un cazo con abundante aceite al fuego. Yo, normalmente, lo que hago es usar un cazo pequeñito, lo suficiente para que quepan los bastoncillos, de esta forma con menos cantidad de aceite freiremos mejor los bastoncillos.
Pasamos los bastoncillos por la tempura y los metemos en el aceite caliente. Dejaremos que se doren ligeramente, los iremos sacando y poniendo sobre un papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
Los servimos inmediatamente, con un poco de miel por encima. Es importante hacerlos al momento para que no se reblandezca el rebozado. 

Palitos de berenjena y miel

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Masa para empanadillas caseras

Hay recetas que son un clásico de la cocina. Las empanadillas son una de esas recetas. Todo el mundo las hace, de un sabor u otro, fritas o al horno, caseras o compradas, pero hay muy pocas casas donde no se preparen. Normalmente, compramos las obleas de las empanadillas porque nos ahorran tiempo. No sé a vosotros, pero a mí las que venden me parecen muy pequeñas. Casi no me cabe el relleno y son difíciles de cerrar, si quieres poner un relleno mediamente decente. Por eso, prefiero hacer la masa para empanadillas casera.

Masa para empanadillas caseras

Al preparar la masa de las empanadillas en casa, me permite jugar con los tamaños y las formas. Las puedo hacer más grandes o más pequeñas, según como las quiera presentar. A veces, las hago cuadradas o rectangulares y nos redondas. Además, que el sabor no tiene ni punto de comparación.



Cuando las ves en el paquete, piensas que tiene que ser complicado que salgan tan redonditas y tan finas, además que deben de tener mucho trabajo, pero no es así. Son muy fáciles de hacer, y si bien, tienen más trabajo que abrir un paquete y rellenar, para mi gusto vale mucho la pena hacerlo.

Masa para empanadillas caseras


No he probado a congelar la masa, porque normalmente las horneo y es en ese momento, una vez frías,  cuando las congelo. Y quedan genial, después sólo se tienen que descongelar, se calientan un poco y listos! Una comida lista en pocos minutos!

Además, es un tipo de comida que nos sirve tanto para llevar un día de campo, como para una reunión más formal, sólo es necesario cambiar el relleno. Si se quiere algo más sofisticado, se puede rellenar de marisco o con setas, y algo más campechano; jamón y queso.

Masa para empanadillas caseras


Ya tenéis una idea para todas estas reuniones navideñas que se nos avecinan. Seguro que a los vuestros les van a encantar y como veis hacer la masa para empanadillas es muy, pero que muy fácil!

VIDEORECETA: 

 



Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Sushi de plátano

Voy a confesar, no me gusta el sushi. Lo siento, soy de esas personas que a veces no quieres probar de todo. Y me niego, rotundamente a comer pescado crudo. A mí el pescadito me encanta, pero bien hecho, frito, al horno, guisado, pero que no sea capaz de mover ni un músculo. Pero debo reconocer, que el sushi tiene un colorido y una presentación que llaman la atención. Cómo quería hacer algo que se pareciera al sushi me decidí a preparar estar imitación dulce de este típico plato japones, un sushi de plátano

Sushi de plátano

Este mes, cuando me llegó la caja Degustabox y vi los Lacasitos White me dije: “me encantan! Voy a hacer una receta con ellos”. Son muy vistosos y tienen un sabor riquísimo. Así que como hace mucho tiempo vi una receta de sushi dulce, hecho con arroz y frutas, pensé en preparar un sushi parecido.



Ya véis, con 4 plátanos, y unos Lacasitos, y unas cremas ha quedado un postre de los más resultón. La combinación es buenísima, pero se puede cambiar por las cremas que más os gusten, de chocolate, o pralinés, incluso una crema de cacahuete (aunque yo no soy muy fan de ella), y los toppings pueden ser lo que más os guste. A mí me gustó usar los pistachos por su color llamativo, pero se pueden usar frutas deshidratas que den otro colorido. Imaginación al poder.

Si un día, hacéis una cena temática de comida japonesa y no queréis liaros mucho con el postre, este sushi de plátano os irá perfecto. Y seguro que a todos los de casa les encanta. 

Sushi de plátano

Poco más os puedo decir, aparte de que la probéis, porque os encantará y si os interesa os doy el código descuento para que la primera caja Degustabox os salga a 9.99 € en vez de 14,99 € (gastos de envío incluido) debéis poner el código SGAWX. Y cada mes una sorpresa! Sino queréis perderos ninguna de sus novedades podéis hacerlo a través de su Facebook o Twitter.

INGREDIENTES:


-4 plátanos de canarias.
-Crema de chocolate
-Dulce de leche
-Lacasitos White
-Pistachos tostados.

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, picaremos los pistachos y los Lacasitos White. Reservamos.

Seguidamente, pelamos los plátanos. Con un cuchillo extendemos por encima de nuestros plátanos la crema de chocolate y el dulce de leche.

Después, espolvoreamos por encima nuestros pistachos y nuestros lacasitos White, combinando crema de chocolate con Lacasitos o con pistachos y lo mismo con el dulce de leche.
Cortamos con cuidado con un cuchillo y colocamos en el plato donde vamos a servir. Ya los tenemos listos para comer.

Sushi de plátano

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Sandwich croque madame

Una de las videorecetas más vistas del canal de Youtube es el sándwich croque Monsieur, tiene más de 1 millón de visitas. Este es un sándwich muy conocido que está muy bueno. Creo que muchos sabemos que tiene su versión femenina, el sándwich Croque Madame y esta es la receta que os traigo.


Sandwich croque madame

En casa, los vamos alternando dependiendo de si nos apetece algo más simple o más elaborado. Pero la complicación es 0, tanto uno como el otro.




Lo más importante de estos sándwich es usar ingredientes de calidad. Una buena salsa bechamel casera (olvidaros de la bechamel comprada), un rico queso gruyere y un buen jamón dulce o york hacen que este sándwich quede para chuparse los dedos. Pero sobretodo el pan, un buen pan de molde puede convertir un sándwich en una maravilla o destrozarlo completamente.

La combinación de jamón y queso en los sándwiches es un éxito asegurado, por eso hay tantas variaciones de un mismo sándwich, como el bikini o mixto de toda la vida, pero también el sándwich Montecristo o el Croque Monsieur, que todos conocemos.

Sandwich croque madame

Yo prefiero usar un buen pan de sándwich casero, pero si no se puede usar el comprado nos salva la cena en cualquier momento. Muchas veces compro el queso gruyere y si me sobra lo congelo rallado, así se seguro que tendré disponible para preparar el sándwich croque madame o su versión masculina. el Croque Monsieur.


Sandwich croque madame

Eso si, este sándwich no está recomendado para aquellos que hayan empezado una dieta, pero una vez de tanto en tanto no hace daño! La próxima vez que os apetezca un sándwich para cenar animaros a preparar el sándwich croque madame, seguro que os encanta!



VIDEORECETA:





Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Bizcocho de limón y calabacín

A mi incluir en un bizcocho una verdura siempre me ha parecido raro. Aunque está el famoso bizcocho de zanahoria, que está muy rico, pero añadir calabacín me parecía raro. Este verano mi tía me dio una buena cantidad de calabacines de su huerto, al final ya no sabía que preparar con ellos, hasta que mi hermana me recomendó este bizcocho de limón y calabacín. 

Bizcocho de limón y calabacín

Al principio fui un poco reacia a hacer un bizcocho con calabacín, pero mi hermana sabe mis gustos y si me lo recomendó era porque sabía que me iba a gusta. Y la puñetera acertó de pleno. Que rico está el bizcocho! El sabor del calabacín no se nota para nada, tiene un riquísimo sabor a limón que me encantó.



El glaseado le da un toque ácido y dulce a la vez que a mí me encantó. El que os sobre una vez vertido sobre el bizcocho yo os recomiendo recogerlo y volvérselo a verter, cuanta más cantidad tenga de glaseado más rico quedará el bizcocho de limón y calabacín

Bizcocho de limón y calabacín

Es una forma diferente de tomar verdura que a los amantes del dulce les encantará! Si queréis que alguien reacio a comerla lo haga, con este bizcocho de limón y calabacín no se enterará y seguro que repite. Y sino, ya me diréis!

INGREDIENTES:


Para el bizcocho:

-250 gr de harina
-1/2 cucharadita de sal
-2 cucharaditas de levadura química
-2 huevos
-125 ml de aceite
-260 gr  de azúcar blanca
-2 cucharaditas de zumo de limón
-125 gr de yogurt natural sin azúcar
-Ralladura de limón
-150 gr de calabacín

Para el glaseado de limón:

-130 gr de azúcar glas o lustre
-2 cucharaditas de zumo de limón
-1 cucharadita de leche

PREPARACIÓN DE LA RECETA:


En primer lugar, mezclaremos en un bol la harina tamizada, la sal y la levadura. Reservamos.

En otro bol, batiremos los huevos un poquito. A continuación añadiremos el aceite y el azúcar y batiremos hasta que doblen el volumen. Seguidamente, añadimos el jugo de limón, el yogurt y la ralladura de limón y seguimos batiendo un minuto más,  hasta que quede bien integrado.

Incorporaremos el calabacín rallado,  que hemos tenido escurriendo para sacar todo el exceso de líquido, y mezclaremos bien.  

Finalmente, añadiremos los ingredientes secos (harina, sal y levadura) a los líquidos, y con una espátula iremos removiendo bien hasta que la mezcla quede bien homogénea.

Verteremos la mezcla en un molde rectangular y lo meteremos en el horno previamente precalentado a 180º durante unos 40-45 minutos. 

Una vez pasado el tiempo, lo dejaremos enfriar, y lo desmoldaremos. Seguidamente verteremos por encima el glaseado que hemos preparado. 

Para preparar el glaseado, verteremos en un bol el azúcar e iremos añadiendo poco a poco los líquidos, mientras removemos con una cuchara. Nos debe quedar como una crema. En ese momento, ya lo tendremos listo para volcar sobre nuestro bizcocho colocado sobre una rejilla para que caigan los excesos del glaseado, de esa forma lo podremos volver a reutilizar si lo necesitamos. Dejaremos que el glaseado cristalice antes de servir. 

Bizcocho de limón y calabacín

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!