Disfrutando de la cocina | Recetas

18.6.16

Mermelada de fresas casera

En los supermercados ya se ven pocas fresas, pero si vamos a los mercados de barrio y fruterías aún quedan fresas y muy bien de precio, así que es el momento para preparar mermeladas para que nos duren unos cuantos meses. En casa la mermelada nos gusta de todos los tipos, pero la mermelada de fresas caseras es de las que más usamos. 

Mermelada de fresas casera

A veces, nos parece complicado hacer una mermelada, pero antes era la mejor forma de conservar la fruta todo el año, y de complicada nada. Es muy fácil de preparar y está buenísima. Hace tiempo os traje la mermelada de fresas con sirope de ágave para aquellos que no podéis tomar azúcar. 





Yo desde que empecé a preparar la mermelada en casa he dejado de comprarla en el supermercado. Cuando tengo fruta que se está quedando un poco pocha aprovecho y preparo mermelada. A veces en menor cantidad otras en mayor cantidad, dependiendo de la fruta que tenga. 

El año pasado compré por estas fechas 3 quilos de fresas y las usé para hacer helado de fresas y otros postres, y con la que sobró la usé para hacer mermelada de fresas casera. Cómo veis esta receta es del año pasado, pero como ya sabía que me iba a tocar hacer reposo pues preparé gran cantidad de recetas para tenerlas guardadas.  

Mermelada de fresas casera

Recordad preparar mermelada la próxima vez que tengáis fresas o frutas que ya estén un poco pasadas, es la mejor forma de aprovecharlas y disfrutar de todo su sabor durante el resto del año. 


INGREDIENTES: 


1 kilo de fresas
750 gr de azúcar
El zumo de un limón


 PREPARACIÓN DE LA RECETA: 


En primer lugar, lavamos las fresas, les quitamos el rabito y las troceamos. Ponemos las fresas en un bol, con el zumo de limón y el azúcar, lo mezclamos bien dejándolo reposar toda la noche. 

Una vez  pasada la noche, tendremos una mezcla de fresas con su jugo, junto con el azúcar y el limón. Esa mezcla la pondremos en una olla  y coceremos a fuego alto al principio. Una vez, empiece a hervir bajaremos el fuego y lo dejaremos cocer durante una media hora. Veremos que va reduciendo mientras removemos y retiramos la espuma que se va formando en la superficie. 

Cuando ya tenemos la mermelada acabada, la vertemos en los recipientes donde la vayamos a guardar, es recomendable que sean tarros de cristal para que se puedan esterilizar. Debemos recordar verter la mermelada aún caliente en los tarros que habremos esterilizados con agua hirviendo y limpiado con un paño. Los cerramos bien y los dejamos boca abajo hasta que se enfríen. De esta forma, se crea el vacío. 

Pero si preferís que os duren más tiempo, los ponéis en una olla con agua caliente y  las dejamos hervir durante unos 20 o 30 minutos. 

Y ya tenemos nuestra mermelada de fresas casera lista para servir con una buena rebanada de pan!

Mermelada de fresas casera

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

También te puede interesar: