Disfrutando de la cocina | Recetas

25.10.16

Pizza de berenjenas

Cuando pensamos en pizza normalmente nos vienen a la mente masas esponjosas, crujientes y, algunas, con los bordes rellenos, pero hay más variedades. En el caso de la pizza de berenjenas es una forma perfecta de combinar el sabor de la pizza con una verdura como es la berenjena.

Pizza de berenjenas

En un post de hacer unas semanas, os prometí que tenía pendientes recetas perfectas para que nuestros niños coman más verduras sin que se enteren. Que mejor forma de que coman verdura que camuflada en forma de pizza? 

Si hay un sabor que gusta a todos los niños es la pizza y las patatas fritas, conozco a pocos que no les guste, además, se puede personalizar al gusto de cada uno. Porque a cada uno nos gusta a de un sabor, a veces incluso cuesta ponerse de acuerdo entre los miembros de la familia para decidir  de qué sabor queremos hacerlas.

Pizza de berenjenas

Lo bueno de estas pizzas de berenjenas es que al ser individuales les podemos poner diferentes sabores y así todos contentos. Apuntaros la receta para futuras veces que no sepáis que prepararles a vuestros hijos o adultos para que coman verdura! O simplemente para disfrutar de una rica receta como esta.

Para todos aquellos que nos encanta la pizza tradicional o variaciones como esta pizza de berenjenas siempre hay muchas opciones. En casa nos encantan los paninis caseros para una buena cena, o si tengo pan de pita aprovecho y hago una pizza de pan de pita con tomate natural. Incluso, hago algunas pastas saladas de hojaldre con sabor a pizza para que sea diferente, pero también si tenemos pasta filo en casa se pueden hacer una pizzas de pasta filo que están para chuparse los dedos! 

INGREDIENTES: 


-1 berenjena grande
-Salsa de tomate casera
-Queso rallado 4 quesos
-Chorizo en rodajas
-sal gruesa 
-Aceite
-Orégano
-sal
-pimienta


PREPARACIÓN DE LA RECETA: 


En primer lugar, cortaremos las berenjenas de aproximadamente 1/2 cm de grosor, las espolvoreamos con sal para que pierdan el amargor y dejen ir el exceso de agua. Dejamos reposar durante unos 20 minutos  sobre papel absorbente y pasado el tiempo secamos. 
Añadiremos un poco de aceite por encima de las berenjenas y extenderemos bien con un pincel. Sazonamos con sal, pimienta y orégano. Colocamos las rodajas sobre un papel de horno y las metemos en el horno, previamente precalentado a 200º hasta que empiecen a quedar tiernas, aproximadamente unos 15 o 20 minutos. 
Una vez, que las tengamos lista las sacaremos del horno y prepararemos la pizza propiamente dicha. Extendemos salsa de tomate por encima de cada rodaja, queso y chorizo, condimentamos con orégano. Y gratinamos en el horno hasta que el queso esté bien derretido, aproximadamente unos 3 o 5 minutos. 

Cuando estén bien gratinadas a nuestro gusto las sacamos y ya tenemos nuestras pizza de berenjenas lista para servir!

Pizza de berenjenas


Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!


También te puede interesar: 



CORDON BLEU DE LOMO DE CERDO CON JAMON Y QUESO PIZZA SIN HORNO TERNERA A LA JARDINERA BATIDO DE MANZANA Y CARAMELO MARGARITA DE CHISTORRA SANDWICH CALIENTE DE MOZZARELLA, TOMATE Y PESTO DE RÚCULA FLAN DE HUEVO CASERO NUGGUETS DE POLLO CASEROS

18.10.16

Chuletas de cerdo a la milanesa

Las barbacoas me encantan, son un momento perfecto para disfrutar de los amigos o familiares alrededor de una buena mesa. Por supuesto, me encanta el sabor de la carne a la brasa; de los choricitos, las butifarras, las chuletas de cerdo, pinchitos, etc. pero no siempre se puede hacer una barbacoa, así que si quiero disfrutar de unas riquísimas chuletas de cerdo en casa prefiero cocinarlas de otra forma. Normalmente, me decanto por hacer las chuletas de cerdo a la milanesa, y están para chuparse los dedos.  

Chuletas de cerdo a la milanesa


El nombre de a la milanesa siempre me ha parecido que da la impresión de una receta súper elaborada, cuando en mi casa siempre se les ha llamado rebozadas. Tal vez, alguno pensaréis pero para rebozarlas necesitas huevo, sí, pero hace muchos años mi madre dejó de empanar con huevo y sólo lo hacía con pan rallado (por eso de la dieta y de que no se pueden comer muchos huevos a la semana). A mi, sinceramente, siempre me ha gustado más sin huevo, para que nos vamos a engañar. Hace muchos años descubrí que cocinar las chuletas de esa forma tenía un nombre y no era el de rebozadas, sino a la milanesa.





Chuletas de cerdo a la milanesa

A veces, nos complicamos la vida buscando recetas exóticas o complejas, y no hay nada mejor que disfrutar de esas pequeñas recetas que nos da la vida. Simple, fáciles y rápidas de hacer, esas que no importa lo diestro que seas en la cocina, seguro que salen bien. Las chuletas de cerdo a la milanesa son ese tipo de recetas, las que nos sacan de más de un apuro en poco rato, y siempre gustan. Las recetas para triunfar!

Yo, personalmente, soy más de comer pollo en todas sus variaciones, pero el cerdo es otra de mis carnes favoritas. Lo bueno es que se puede comer de mil formas. Cuando era pequeña mi receta de cerdo favorita eran los libritos rellenos de jamón y queso, con un delicioso rebozado, esponjoso y sabroso. Más adelante, me pasé a las albóndigas de mi madre, que se pueden hacer sólo con carne picada de cerdo o una combinación de cerdo y vacuno. Perfectas para mojar pan! Pero, como ya os he dicho hay mil formas de preparar la carne de cerdo como el solomillo en salsa de jabugo que disfrutamos en mi boda, o los cordon bleu de cerdo con jamón y queso, o el secreto de cerdo ibérico con huevos rotos y chorizo, o las patatas rellenas de carne de cerdo. A cada cual más deliciosa. Cuál es tu receta favorita con cerdo?

Chuletas de cerdo a la milanesa

Si os gusta la receta no os olvidéis de SUSCRIBIROS a mi canal de Youtube donde encontraréis muchas recetas (algunas aún no están publicadas en el blog), de esta forma no os perderéis ninguna novedad! 

VIDEORECETA: 




Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!


También te puede interesar:


  BATIDO DE MANZANA Y CARAMELO SANDWICH MONTECRISTO MASA PARA EMPANADILLAS CASERAS FLAN DE HUEVO CASERO SANDWICH CALIENTE DE MOZZARELLA, TOMATE Y PESTO DE RÚCULA TARTA DE SANTIAGO TERNERA A LA JARDINERA GARBANZOS AL ESTILO DE MI MADRE

10.10.16

Mermelada de sandía

Esta tarde, en un reportaje de la televisión hablaban de las sandías. Por lo visto, ya sólo quedan menos de 15 días para que se acabe la temporada y debemos aprovechar las últimas sandías. No se vosotros, pero a mí cuando la fruta empieza a estar en sus últimos momentos de la temporada me gusta aprovecharla para hacer mermelada. Y la mermelada de sandía está para chuparse los dedos.

Mermelada de sandía


Lo bueno de las mermeladas es que se pueden hacer de gran variedad de frutas, incluso de hortalizas y están muy buenas. En casa acostumbro a congelar algunas frutas o verduras, si no tengo tiempo de hacer la mermelada para poder hacerla más adelante. La fruta o verdura congelada en casa no queda igual una vez descongelada, por eso es bueno aprovecharla para recetas que vayan a estar cocidas y no tengan que verse al natural y para hacer mermeladas. 

En casa, como de momento, sólo somos dos que comemos fruta (la niña aún no ha empezado con las papillas de frutas, y aún le queda) a veces nos sobra fruta. Sobre todo, este tipo de fruta tan grande como el melón o la sandía, que una vez abierto se debe consumir lo más pronto posible. A veces, comerla al natural no da un poco de pereza o ya estamos aburridos por eso es bueno encontrar alternativas, como el bizcocho de melón, el batido de melón, el batido de sandía o la sandía braseada con queso feta, incluso el flan de melón. coco y ron. Cualquier opción es buena, pero si, incluso, preparando otro tipo de receta os sigue quedando un poco de sandía en el frigorífico, acordaros de preparar mermelada con ella.

Mermelada de sandía


Las mermeladas son perfectas para disfrutar en cualquier época del año. A mi me encanta tomarla en el desayuno, con una buena taza de leche con cacao y una rebanada tostada de pan. Esta receta de mermelada de sandía es con azúcar, pero si queremos se puede sustituir el azúcar por otro edulcorante como la stevia y así la tenemos apta para dietas o para diabéticos. 

A vosotros que mermelada os gusta más? Habéis probado la mermelada de sandía


INGREDIENTES: 


-600 g de sandía sin las pepitas ni la corteza
-400 g de azúcar 
-100 ml de zumo de limón





PREPARACIÓN DE LA RECETA: 


En primer lugar, quitaremos la corteza y las pepitas a nuestra sandía y la pondremos en una batido para triturarla. Le añadiremos el zumo de limón y el azúcar a nuestra sandía triturada y la pondremos en un cazo al fuego. 

Coceremos nuestra sandía a fuego medio durante unos 40 minutos aproximadamente. Ya veréis que tiene textura de mermelada, si no fuera así dejadla cocer un poco más. 

Una vez que la tengamos lista, la pondremos en unos tarros de cristal que, previamente, habremos esterilizado. Para esterilizarlos los coceremos en agua caliente durante 20 minutos, y después lo secaremos bien.

Si queremos en este momento es cuando podemos envasar nuestra mermelada al vacío. Para hacerlo cerraremos nuestros tarros y los dejaremos enfriar boca abajo para que al enfriarse se haga el vacío. Si lo hacéis así, se pueden conservar la mermelada a temperatura ambiente, sino debéis guardarla en el frigorífico y consumir lo más pronto posible. 

Y ya tenemos lista nuestra mermelada de sandía, ideal para tomarla como desayuno o merienda. 

Mermelada de sandía

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!